“La exposición pendiente” Orozco, Rivera y Siqueiros, 45 años después en el Carrillo Gil

Un jueves  13 de septiembre de 1973 tuvo que haberse inaugurado  una exposición intitulada Orozco. Rivera. Siqueiros. Pintura Mexicana junto a una muestra de artesanías y otra de 1500 libros de México en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile. Formando parte de unas jornadas organizadas entre la Secretaría de Relaciones Exteriores y la diplomacia chilena en conmemoración del tercer aniversario del gobierno de la Unidad Popular, presidido por Salvador Allende.

La cinta inaugural la iba a cortar el propio presidente chileno, una muestra que reunía 169 pinturas, grabados y dibujos de José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, cabe mencionar que todas las obras eran parte de la Colección Carrillo Gil. Se contó con dos catálogos donde  incluyeron el último texto del poeta Pablo Neruda publicado antes de su muerte en Parral Chile, un 23 de septiembre, justo diez dias después de la fallida apertura. El cruento Golpe de Estado que el 11 de septiembre de 1973 comandó el General Augusto Pinochet fue lo que  impidió que se pudieran ver una selección tan importante y particular de obras de arte mexicano que colgaban de los muros del museo chileno. Bajo difíciles condiciones y corriendo muchos riesgos, las piezas pudieron desmontarse y embalarse en 27 cajas que regresaron a México quince días después, luego de los 350 exiliados, entre quienes se encontraban la viuda y las hijas del asesinado presidente Allende.

La muestra ahora llamada “Orozco, Rivera, Siqueiros. La exposición pendiente” se encuentra en México luego de itinerar por América Latina y Europa, donde fue visitada por más de 380 mil personas. Esta exhibición estará hasta el 5 de mayo en el Museo de Arte Carrillo Gil, con piezas realizadas entre 1910 y 1950 por los tres grandes del muralismo mexicano. Logrando asi una muestra que después de 45 años y a partir de, tanto numerosos documentos como de materiales audiovisuales y de notas manuscritas y de audio del propio Fernando Gamboa, las vicisitudes y el difícil contexto en el cual la Colección Carrillo Gil estuvo en peligro. A pesar de que el museo donde ya estaba montada la muestra sufrió el ataque de las metralletas de las fuerzas armadas chilenas, las obras resultaron ilesas y pudieron salir sanas y salvas del país sudamericano 15 días después.

La trágica y singular anécdota de una muestra de arte mexicano que en 1973 quedó interrumpida debido a uno de los acontecimientos las fuertes que ha vivido la historia latinoamericana ha sido retomada cuatro décadas  después con un montaje memorial de esos acontecimientos, esto de acuerdo con un comunicado. Carlos Palacios, quien es el curador de la muestra, nos habla acerca de  que “La exposición pendiente” es prácticamente la concreción de una exposición que se instaló en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile en septiembre de aquel año. Es así que años después de ese periplo, la muestra que quedó pendiente se presenta en México, con 60 de las 169 obras que incluía la muestra original de 1973, pero aderezada con la documentación de este relato trágico.

En la muestra, el público podrá observar las ocho cuartillas del diario de Fernando Gamboa, quien fungió como el comisario de la exposición, donde queda de manifiesto la tensión y preocupación por las obras. Del mismo modo se verán  fotografías que dan testimonio de la relación entre México y Chile, desde recortes de prensa que hablan sobre la situación de la muestra, hasta un video con entrevistas a personajes del momento, como el embajador mexicano Gonzalo Martínez Corbalá y la hija de Salvador Allende, Isabel.

MUSEO DE ARTE
CARRILLO GIL

Martes a domingo de 10:00 a 18:00 hrs.
Av. Revolucion 1608, esquina Altavista,
Col. San Ángel, México D.F.
Tel: 86 47 54 50

Daniel Becerril

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *