Los mensajes del universo a partir de “flores” de Alicia Amador

En la casa de las pinturas

comienza a cantar,

ensaya el canto,

derrama flores,

alegra el canto

fragmento de “Canto de primavera” de Nezahualcóyotl

Si miramos a nuestro al rededor, encontramos realmente que uno siempre ha estado rodeado de belleza, de vida, de cosas divinas. Nos daríamos cuenta de que esas virtudes de apreciación las tenemos inculcadas desde antes de nacer, pues es en el vientre materno donde la vida, la compasión, la alegría y el amor más grande se comienzan a formar junto con cada uno de nosotros. Pero no para ahí, si reflexionamos a fondo encontraríamos que somos el último eslabón de una cadena de gente que ha mirado conmovida un amanecer enormemente precioso, que ha tocado amorosamente otra piel o que ha llorado con una canción.

La empatía con lo maravilloso del universo provoca una conexión más que ancestral, también llega a ser la relación más íntima que podemos tener en nuestra vida.  Encontrar dialogo entre el ser humano con el resto del universo pareciera una labor que solo grandes maestros y alquimistas poseen, incluso, aún más impresionante es llegar a ser perceptivo de todos los mensaje que tenemos a nuestro alrededor.

Alicia Amador ha llegado a transmitirnos esa intimidad que tiene con la belleza, a partir de su obra que va entre una alegría casi inmediata, como a una nostalgia tanto personal como colectiva. Su nueva exposición “flores”   es muestra de ello, entre ese carnaval de colores que actúan como testigos de nuestras sensaciones y la noción de un reencuentro personal que tiene el espectador, ya que, durante el recorrido, mientras uno visita la colección; pareciera como si el espectador desfilara ante un público floral que, aunque inerte; se encuentra con una energía tan grande y mística pero a la ves piadosa y comprensiva  que pareciera que la obra de Alicia entendiera completamente lo que pasa por la mente del individuo, lo comprendiera y lo ayudara a seguir su camino.

Es así como la pintura de Alicia amador ha encontrado la manera de brindarnos esa conexión milenaria con el universo a través de “flores” exposición que se encuentra actualmente en la galería Oscar Román, debido al virtuosismo de  sus colores y formas. El pincel danza, las distintas tonalidades laten al ritmo de nuestras sensaciones y todo al compás del universo que Alicia ha creado, universo que nos observa mientras lo contemplamos.

Galeria Oscar Román

Calle Julio Verne 14, Polanco,

Polanco III Secc, 11550 Ciudad de México, CDMX

Daniel Becerril

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *