Réquiem por un arquitecto: Will Alsop (1947- 2018)

A medida que nos vamos involucrando con lo  cotidiano, el café en las mañanas, la plática de las 3.00 pm, los teléfonos celulares sonantes y vibrantes en los bolsillos de compañeros de viaje que, aunque anónimos viajan junto a nosotros rumbo al trabajo; a medida que, lo que antes se concebía como maravilloso e increíble se va haciendo tedioso y rutinario, a medida de todo eso es que la humanidad tiende a perder un poco de esa chispa divina que los filósofos y religiosos profesan y que de un modo u otro, el individuo sabe que posee, pero que ignora a veces para que sirve.

 

Algunas madres nos aseguran que esa “chispa” nos sirve para hacer cosas muy sorprendentes, y que esa “chispa” se va alimentando de las cosas que vemos así como de las acciones que  tenemos,  aseguran también que ese detonante luminoso es de donde parte uno mismo para ir construyendo nuestro destino. Depende de nosotros pues, saber controlar ese fuego que se va creando en cada uno, antes de que nos extingamos.

 

El pasado sábado 12 de mayo a la edad de 70 años, la luz del arquitecto británico Will Alsop decidió dejar de alumbrar en este plano,  había comenzado un trayecto luminiscente desde el 12 de diciembre de 1947, sin embargo y como todo ciclo de la vida y el equilibrio, lo que se enciende también se apaga

A pesar de  que Alsop nunca se hizo de una  fama internacional o de una gran fortuna como sus compañeros, la  pasión con la que desempeñaba su labor en este mundo jamás disminuyó, logrando así dejar breve pero hermoso legado visual, y también con algunos proyectos sin construir: Will tenía una visión de la arquitectura que podría apreciarse demasiado ostentosa para los modernistas o inconformista para los posmodernistas.

 

En 1981 fundó junto con John Lyall el estudio Alsop & Lyall, al que tiempo después se unió Ene Störmer. En 1991, estudio que pasó a llamarse Alsop & Störmer tras la salida de John Lyall. En el año 2000, volvieron a separarse para establecer cada uno de ellos estudios individuales,  así nació “Alsop Architects”, estudio que desde 2006 es conocido como SMC Alsop producto de la venta del estudio al grupo empresarial  SMC. En 2009,  y en 2011 creó un nuevo estudio de la mano de Scott Lawrie  de nombre ALL-Design que  Actualmente cuentan con sedes en Londres, Edimburgo, Chongqing, Bombay y Viena.

 

Más allá de abordar la construcción de edificios de forma aislada, Alsop se dio a conocer mucho por el desarrollo de planes de regeneración urbana, como los propuestos para Rotterdam, Berlín, entre otros. Dentro de la docencia, impartió clases de escultura en el Central Saint Martins College of Art and Design de Londres; en la Universidad Tecnológica de Viena, en la Universidad de Londres, en la de Hannover.

Alsop llegó a recibir ciertos reconocimientos como Oficial de la Orden del Imperio Británico, miembro de la Real Academia en el año 2000, un Doctorado Honoris Causa en Derecho Civil por la Universidad de East Anglia. Asimismo, se han realizado exposiciones de sus pinturas y dibujos en museos y exposiciones como el pabellón británico de la Bienal de Venecia.

El legado construido de Alsop deja a muchas ciudades convertidas en un lugar más sorprendente, ingenioso, en un espacio donde la forma el color y la luz se vuelven un tótem y nos recuerdan que, de una chispa, puede generarse una gran explosión, y al mismo tiempo generar de un mundo, hasta que llega el momento en que todo se torna oscuro, y el tiempo  continúa.

 

 

Daniel Becerril

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *